Tipos de dátiles

Blandos, semisecos y secos

La clasificación de los dátiles consta de un método muy sencillo y es que se clasifican según su consistencia y la textura que tengan al momento de recolectarse, podemos conseguir:

  • Dátiles blandos
  • Dátiles semisecos
  • Dátiles secos

Estos tres tipos tienen características diferentes que se desarrollan debido al período de maduración de este, estos a su vez pueden alterar el sabor final.

Por ejemplo, los dátiles blandos poseen un sabor más dulce que el de las otras dos variedades. El dátil posee hasta un 80% de azúcares y es una muy buena fuente de energía por su gran aporte de calorías, pero no tanto como otros tipos de frutos secos.

Deglet Noor,  el dátil de la luz

Aquí podemos encontrar una variedad de dátiles que se han comercializado alrededor del mundo por sus deliciosas características.

Este dátil es blando por fura y tiene una superficie lisa y un poco arrugada con un tono claro. Luna de las cosas que más agradan de este dátil es que no es tan dulce y se encuentra dentro de la categoría de dátiles semisecos porque su carne es firme.

Este podría ser el favorito de los amantes del dátil porque es realmente multiuso, es decir, se pueden realizar recetas saladas y elaborar dulces a base de este amigo tan peculiar.  Otra de las características favoritas de este dulce es que se conserva muy bien sin refrigerar.

Medjool, el más dulce

El sabor de este dátil es muy buscado por los expertos ¿por qué? Porque puede alcanzar hasta los 5 centímetros y puede utilizarse para otro tipo de recetas o como decoración. Este, a comparación de otros, tiene un alto contenido de azúcar y tiene un alto nivel de humedad.

Si hablamos de su piel es muy oscura, se arruga fácilmente y es realmente muy blanda, la piel se puede desprender rápidamente.

Estos dátiles se pueden utilizar por los expertos en repostería porque el alto contenido de azúcar puede sustituir a los endulzantes habituales de la cocina, dando un sabor con esencia a tostado y caramelo.

Khadrawy

El tamaño de este dátil es mucho más pequeño que sus compañeros, pero su nivel de dulzura es grande, un dátil blando por dentro y su sabor es muy similar a la miel a medida que va madurando.

Aquí se comienza a apreciar un contraste con el interior y exterior del fruto, ya que la piel de este se muestra seca y quebradiza como un papel grueso, cuando por dentro es realmente húmedo.

Halawy

Esta variedad no es muy fácil de encontrar pero es una de las más ricas porque no posee el sabor típico tostado que poseen los dátiles, sino que su sabor es más bien, parecido al de los caramelos de mantequilla con un dulce suave y recomendado para comer en al natural.

La textura del dátil en la boca es cremosa, pastosa, se siente que se va a deshacer en la boca y se parece en gran medida a los dátiles de la variedad anterior.

Barhi

Esta variedad de dátiles es un poco más complicada de conseguir cuando no se está en la región de producción, porque usualmente es consumida cuando el dátil es amarillo y fresco, es decir, no ha comenzado su proceso de maduración, el periodo de consumo es corto para disfrutar de su sabor.

Este dátil tiene un bajo contenido de taninos, por lo que es posible comerlo fresco. La textura del fruto es firme y tiene una piel crujiente, muy similar al de la pera. Por supuesto, puede dejarse madurar pero no llega a tener el dulzor de un dátil normal, es más bien parecido al sabor del coco y la canela.

Mozafati

Esta es una variedad que es producida en Irán, podríamos decir que es uno de los dátiles que más se conservar, es decir, puede mantenerse hasta 2 años sin perder sus cualidades más importantes sin ningún tipo de refrigeración.

Su piel tiene un color oscuro y brillante, es decir, casi negro y además tiene un sabor exótico.

Zahidi

Esta es una variedad especial de dátiles, si eres de los amantes de los dátiles pero quisieras probar un sabor más leve, es posible que al probar este dátil te enamores. Su aroma recuerda a otros frutos secos, como el maní y hasta el albaricoque. Su carne es más firme que la de otras especies.

Debido a que las texturas no son tan jugosas, podría decirse que puede cortarse y prepararse en trozos, puedes hacerlo con otros ingredientes salados y también para las panaderías.

No es común que se utilice como un endulzante y puede ser triturado en diferencia con otras variedades.

Variedades en España

  • De adobo: Estos tiene una maduración artificial y se tratan con vinagre.
  • De candias: Son aquellos frutos que se diferencian por el tipo de rugosidad que presenta su piel, tienen poco azúcar y su color amarillo es verdoso. Pueden desecarse para que estos tomen un color dorado y así, puedan comerse.
  • Las tenadas: Estos dátiles son muy parecidos a los anteriores, pero su piel no es tan rugosa, tienen más dulzor y no poseen la astringencia que caracteriza a otras clases. Tienen una consistencia más suave pero la suficiente para poder embalarse.
  • Tiernas: Son palmeras que pueden producir dátiles de color blanco, pero tienen un alto contenido de azúcar y pueden comerse en estado verde.

 

Free Divi WordPress Theme, Find new Free Android Games at dlandroid24.com